dimecres, 22 de març de 2017

20/02/2017. Franquisme. Suso de Toro. Aunque el Estado niegue la realidad. Los medios de comunicación construyen y ordenan la vida social de un país. Cataluña ya no es España, es 'otro país' por voluntad propia a casi todos los efectos y eso no tiene vuelta atrás. Se trata de dos países distintos y con intereses enfrentados. Precisamente los medios son parte de ese enfrentamiento.

Benvolguts,

Sempre hem dit que de la intel·lectualitat espanyola només dos o tres personatges tenen sentiments d’abast universal i es mereixen ser anomenats homes (no gènere). Sempre n’esmentem dos: Suso de Toro i Ramón Cotarelo. Avui analitzem un article del mes passat de Suso de Toro, Aunque el Estado niegue la realidad, que té una característica molt particular: no hi ha palla, tot és substància, de tal manera que ens hem permès de canviar la puntuació i convertir l’article en una rastellera de frases curtes i molt denses que expressen aquesta condició de densitat...

Vegem-ho:

Aunque el Estado niegue la realidad

Cataluña ya no es España, es 'otro país' por voluntad propia a casi todos los efectos y eso no tiene vuelta atrás

Suso de Toro 

20/02/2017 14:20

·         Los medios de comunicación construyen y ordenan la vida social de un país.
·         Buscando información en medios españoles, es decir madrileños, y catalanes constato cada día que informan y retratan dos países distintos.
·         Cataluña ya no es España, es 'otro país' por voluntad propia a casi todos los efectos y eso no tiene vuelta atrás
·         Los medios españoles están muy preocupados por la infanta Cristina, aunque en ningún momento cuestionen la monarquía, incuestionable como el frío en invierno.
·         En los medios catalanes, particularmente los que son en catalán, el tema principal es el estado del conflicto político entre la Generalitat y el Estado.
·         Para el futuro, si se quiere aceptar la realidad, hay que partir de esa evidencia que retratan y construyen a diario los medios de comunicación, se trata de dos países distintos y con intereses enfrentados.
·         Precisamente los medios son parte de ese enfrentamiento.
·         Hace años políticos vascos calificaron a los medios de comunicación madrileños de “Brunete mediática” para referirse a su carácter de armas políticas partidarias, y eso han sido y son en este conflicto. Tanto los medios públicos como los privados han compartido agenda y directrices, compitiendo entre ellos en beligerancia y ganando a pulso su descrédito como medios informativos.
·         Cerrándose a informar sobre las distintas versiones en ese conflicto, no permitiendo expresarse al punto de vista mayoritario en la sociedad catalana pero, en cambio, atacándolo a diario de todos los modos mostraron lo que han sido siempre: defensores e instrumentos de los intereses de la corte madrileña.
·         Sea lo que sea España en el futuro carece de verdaderos medios de comunicación, los que muestran la otra cara de esa realidad impostada son minoritarios.
·         Esos medios expresan una estrategia dirigida por la derecha española, el PP, pero a la que va uncido el Partido Socialista debido a su crisis histórica, a intereses particulares de sus actuales dirigentes y, también, a la misma ideología españolista.
·         Además del ocultamiento de las razones y argumentos del parlamento catalán esa estrategia educa a la población española en la estigmatización de esa ciudadanía catalana movilizada.
·         A diario escamotean a los millones de personas que demandan decidir su futuro como nación y lo transforman en un pleito de unos políticos catalanes contra el Estado. El siguiente paso es participar en una guerra sucia para desacreditar a esos políticos, de las alcantarillas del Estado aparece una cuenta en Suíza de un alcalde y si no ya aparecerá un pen drive o lo que sea en el momento oportuno.
·         Y, lo más grave, participar en desacreditar a las instituciones catalanas.
·         Para eso se alega que están dirigidas por esos políticos a los que se ha difamado previamente y a quienes se les niega reconocimiento. Eso hace el presidente del gobierno Rajoy, responsable y ejecutor a todos los niveles de esa estrategia, cuando habla de “recuperar las instituciones catalanas”. Se refiere a que no las gobiernen los actuales representantes escogidos por la ciudadanía y sean sustituidos por otros sumisos a su estrategia.
·         Ese no reconocer la legitimidad de la Generalitat necesita del ocultamiento a la población española de que esa institución de gobierno existía antes de la sagrada constitución vigente y no se deriva de ella.
·         Ese ocultamiento permite reducir el autogobierno catalán a una mera descentralización de la administración del Estado y, como consecuencia, que la ciudadanía entienda que es legítimo que el gobierno, servido por un Tribunal Constitucional modelado ad hoc, pueda suspender la autonomía.
·         Naturalmente, como en todo conflicto, se combate fuera y dentro y a la estrategia de descrédito de la Generalitat contribuyen las fuerzas económicas y políticas tanto de derechas como de izquierdas que son partidarias del statu quo en España.
·         Las instituciones del estado español, desde el gobierno a la justicia usada sectariamente, merecen todo el descrédito pero eso no les resta poder, pues el Estado existente no se ve cuestionado,
·         Sin embargo el Parlamento y la Generalitat catalana sí que son explícitamente amenazados en su existencia cada día.
·         Sin embargo, ya nada será igual y en este conflicto todos nos retratamos.
·         Un conflicto que afecta al estado concierne a toda su población, por eso el estado centralista con sus poderes actúa para enfrentar a la opinión española contra la catalana, degradándonos a todos, y por eso es verdaderamente preocupante y triste la respuesta de los intelectuales españoles a este dilema democrático.
·         Salvo voces minoritarias, en su conjunto la intelectualidad española o bien calla o bien suscribe la postura del Estado.
·         La conveniente invocación a Pujol o al famoso tres por ciento sirve para justificar lo que va a resultar complicidad cuando el Estado actúe contra Catalunya.
·         La intelectualidad española está llegando muy tarde a comprender que lo que se juega no es que los catalanes puedan decidir o no, sino la existencia de democracia en España.
·         Y no comprende que se hace cómplice de la estigmatización de la mayoría de los catalanes bajo el argumento infamante de que “quieren separarse para vivir mejor, como razonaba hace unos días un político socialista español.
·         Tanto da la realidad de que el autogobierno catalán no dé para pagar el renove de mobiliario a las familias de esa comunidad o comprar un ordenador a todo su alumnado.
·         Desde el punto de vista democrático, en el plano tanto de los sentimientos como de las convicciones, España ya ha perdido a Catalunya, solo puede someterla por la fuerza.
·         No sé como se desenvolverá este proceso en marcha, es evidente que España es una sociedad anémica de energía cívica y seguirá siendo un reino sujetado desde la corte sin verdadera capacidad de regenerarse.
·          Y no sé qué forma jurídico-política tendrá Catalunya en el futuro y cual será su relación con este estado, dentro o fuera. Pero lo evidente es que Cataluña ya no es España, es otro país por voluntad propia a casi todos los efectos y eso no tiene vuelta atrás.
·         El Reino de España podrá creer que puede seguir siendo el mismo de hace siete años pero Catalunya ya no es la misma desde que emergió un sujeto político de millones de ciudadanos y ciudadanas. Aunque España niegue la realidad, Catalunya está empoderada y es una nación. Y eso sí lo sé seguro.

I un darrer detall:
Mireu de quina manera més delicada l’autor distingeix entre els diaris escrits en castellà a Catalunya, els diaris dels ocupants, i els escrits en català, els diaris dels resistents:

En los medios catalanes, particularmente los que son en catalán, el tema principal es el estado del conflicto político entre la Generalitat y el Estado.

Suso de Toro 

Joan A. Forès
Reflexions

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada