divendres, 10 d’agost de 2018

22/05/2018 Nacho Doral. Nueva agresión separatista en Canet: pegan y derriban a una mujer mientras la policía se inhibe. Independentistas agreden a una señora en Canet de Mar (Barcelona) por retirar cruces amarillas. La localidad de Canet de Mar, a media hora de Barcelona, está a punto de dejar de ser conocida como uno de los enclaves turísticos más agradables de la Costa Brava para convertirse en escenario de la violencia separatista, con altercados y agresiones a constitucionalistas . En sólo dos días se han producido hasta cuatro trifulcas, la última con la persecución a una señora que retiraba cruces golpistas de la playa y a la que finalmente pegaron a sólo unos metros de la Policía Local. Los agentes se inhibieron mientras, como se puede ver en este vídeo, la mujer caía derribada por los empujones.

Benvolguts,

Si sou analfabets funcionals, si només veieu les televisions escombraria, si heu passat pel Frente de Juventudes, si pertanyeu al magma anomenat franquisme sociològic, si compreu només diaris franquistes editats a Madrid, Si algú us paga a final de mes per escriure o per creure’s animalades com aquesta, és normal que us cregueu aquests libels (99% del diari OKDiario només presenta aquestes mentides). I és normal que us enroleu a la Policia Armada, a la GC, a la Fundació Francisco Franco, o que us emboliqueu una faixa amb explosius al voltant de la cintura i que sempre que pugueu pugeu en un vehicle militar i canteu allò de l’”A por ellos”!

Vegem l’article:

Independentismo en Cataluña

Nueva agresión separatista en Canet: pegan y derriban a una mujer mientras la policía se inhibe

Independentistas agreden a una señora en Canet de Mar (Barcelona) por retirar cruces amarillas.

22/05/2018

La localidad de Canet de Mar, a media hora de Barcelona, está a punto de dejar de ser conocida como uno de los enclaves turísticos más agradables de la Costa Brava (sic) para convertirse en escenario de la violencia separatista, con altercados y agresiones a constitucionalistas . En sólo dos días se han producido hasta cuatro trifulcas, la última con la persecución a una señora que retiraba cruces golpistas de la playa y a la que finalmente pegaron a sólo unos metros de la Policía Local. Los agentes se inhibieron mientras, como se puede ver en este vídeo, la mujer caía derribada por los empujones.
La grabación comienza con el acoso móvil en mano de los independentistas a un ciudadano que ha retirado uno de estos símbolos del golpe de Estado en el que se puede leer “Libertad presos políticos”. El joven constitucionalista no entra al trapo y se mantiene en silencio pese a la presión a que es sometido mientras pasea por Canet. “Te grabo porque me suda la polla. Así te lo digo”, le dice mientras le sigue.  El separatista continúa, y en tono burlesco incluso le amenaza: “¿Qué, tienes familia? Seguro tienes familia”.
“¿Tienes familia?”
A continuación, el acosador deja atrás al joven y avanza mientras sigue grabando, hasta alcanzar a su víctima. Se trata de una señora que lleva un par de esas cruces amarillas separatistas, a la que pregunta en tono de burla: “¿De vacaciones, tabarniana?”. Mientras camina persiguiéndola, y con la mujer tratando de no entrar en la provocación, los dos pasan junto a un coche patrulla de la Policía Local de Canet de Mar.
A sólo un par de metros en la misma acera, hay un agente conversando con dos personas, y justo cuando van a cruzarse con el policía, se escuchan gritos. Cuando se gira la cámara se ve justo detrás cómo la mujer ha sido derrribada y yace en el suelo. Justo al lado del vehículo policial.
La siguiente imagen recoge al primer constitucionalista acosado que se ha ofrecido a ayudar a levantar a la señora y pregunta a gritos “¿Pero qué hace pegando a una señora?”. Un seperatista forcejea con ella para quitarle la propaganda golpista mientras vocifera ¡Son mías!¡ Hija de puta!”.  Una vez se zafa y mientras la ayudan a incorporarse, la agredida le responde  “¡Pues haces otras!”.
El sujeto vuelve a insultarla al grito de “¡Bastarda,  que son mías, hija de puta!”y recibe el primer insulto de vuelta: “¡Tu puta madre!” entre voces, gritos y la pasividad de los agentes policiales que no han intervenido en ningún momento. Una escena que desgraciadamente comienza a ser  habitual en la Cataluña del 155 y donde Policía Local y Mossos d´Esquadra siguen mirando a otro lado ante la violencia separatista.



Joan A. Forès
Reflexions


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada